Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos

Precaución con productos y compras falsas.

Los juegos también tienen autores


Con el auge todavía en ascenso del negocio de los juegos de mesa, surgen más intentos de aprovechamiento ilícito.

En las últimas semanas diversas editoriales lúdicas españoleas (Mercurio, Zacatrus!...) han advertido de la presencia en redes de perfiles que intentan suplantar sus tiendas o de webs imitadoras falsas, normalmente mostrando ofertas atractivas. Las editoriales afirman haber denunciado estos casos convenientemente ante la policía.

Estamos ante un efecto indeseable de la bonanza económica del mercado de los juegos, que atrae a negocios desaprensivos.

La copia de juegos generalizada es algo característica de mercados de juegos poco desarrollados, como ocurría en España hace unas décadas con los característicos flagios (vocablo que ha dado nombre a los juegos que copian y se aprovechan de la fama de otros juegos). Hoy en día estas malas prácticas se han extinguido entre las editoriales lúdicas, con excepciones en los márgenes del mercado, como el nefasto proyecto apócrifo Tseuquest, o algunas tiendas de regalos (Fliying Tiger, Ale-Hop, etc.) que venden copias de juegos conocidos de producción propia sin escrúpulos (saltándose todas las normas de derechos de autor y propiedad intelectual).

También existen las copias piratas de juegos venidas normalmente de China, accesibles globalmente por Internet o directamente a la venta en bazares y centros comerciales multiproductos. Son copias con componentes de poca calidad, con diferencias apreciables en tamaño y otras deficiencias, pero de precio barato. En aplicaciones de compra diversas (Miravia, Temu, etc.) se ofrecen juegos aparentemente legítimos, pero el producto que llega a casa está lejos de serlo. Recordemos casos de piratería muy recientes como el juego español Virus! (de Santi Santisteban & Domingo Cabrero & Carlos López - Tranjis Games -una caso del que seguiremos informando), o el internacional Kelp (de Carl Robinson - Wonderbow Games) aun antes de publicarse.

Amazon colaboró en 2021 con Asmodee para denunciar y retirar ventas fraudulentas de la web de la megatienda electrónica, pero siguen existiendo otros productos falsarios en venta. En 2022, la operación policial Ludus III a nivel de Europol se dirigió contra copias piratas de juegos de mesa de Mattel en España procedentes de China (Las intervenciones policiales para requisar juguetes falsificados en España son algo habitual por desgracia, pero no tanto de juegos de mesa hasta ahora).

Ahora tenemos un paso más, falsificando y suplantando a tiendas de editoriales lúdicas españolas.

Es labor de todas las personas que amamos los juegos no apoyar la piratería en ninguno de sus distintos niveles.

Los juegos también tienen autores

 ¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras