Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos

Hoy Alex Randolph sería centenario. #Alex100

Alex 100

 Citando al veterano autor de juegos italiano Spartaco Albertarelli, "si por un casual se creen expertos en juegos, pero no saben lo que logró este hombre, háganme el favor de cambiar de hobby". Y es que Alex Randolph puede considerarse como el creador de la profesión de autor de juegos de mesa.

Anteriormente había personas que se ganaban la vida inventando juegos (incluyendo los contados casos de juegos con un gran éxito comercial, algo no muy frecuente) y sobre todo también editándolos, fabricándolos o vendiéndolos. Alex Randolph contribuyó de forma decisiva a la concienciación de que una persona que crea juegos tiene rango de autora, de forma similar a la escritura de libros, con funciones distintas en general a las de una editorial. Alex es una figura indispensable para el desarrollo de la cultura de los juegos de mesa en la segunda mitad del siglo XX.

Alex Randolph

Alex Randolph nació el 4 de mayo de 1922 en Dobrohost (Checoslovaquia) pero su familia, de buen poder adquisitivo, emigró a USA. Su madre era escultora, su padre pintor, y su hermana mayor escritora de novelas de misterio. Estudió en colegios e instituciones de Europa, en un ambiente cultural cosmopolita y muy abierto. Después estudió Filosofía en la Universidad de Chicago, donde se aficionó al Póquer. Entonces estalló la II Guerra Mundial y alistado a filas, tuvo formación como espía para el ejército de los USA.

En los años 1950s trabajó como escritor, publicando alguna novela y libros infantiles, y después como creativo publicitario en Boston, pero acabó encontrando su lugar como autor de juegos.

alex randolph   11Con un prototipo de su juego Ricochet robots.

En 1960 publicó su primer juego, Pan-Kai, con la editorial de juegos Phillips Publishers. Contaba el autor que todo se originó por el interés casual de un editor de Phillips en un diseño publicitario con figuras geométricas de colores que había realizado, pero que se acabó convirtiendo en un juego de mesa.

En 1962 se encargó junto con Sid Sackson (1920-2002 -El otro gran autor de juegos norteamericano del siglo XX) de crear varios juegos de mesa para el sello 3M dentro de, sorprendentemente, una empresa minera, Minnesota Mining and Manufacturing Company. La compañía 3M acabó publicando aquellos años juegos como Acquire de Sid Sackson en 1964, entre otros muchos títulos.

Breakthru Cover Artwork   Oh-Wah-Ree Cover Artwork

Evade Cover Artwork   Neo-Chess Cover Artwork   Mimikri Cover Artwork

Allí también Alex publicó varios juegos porpios, incluyendo el gran clásico histórico Twixt, un juego abstracto para 2 personas de reglas simples pero altísima profundidad.

Board Game: Twixt

Alex había ideado el juego en 1957 como un juego de lápiz-y-papel. Con su publicación como juego de mesa, Twixt se convirtió en un juego histórico, de importancia vital como juego abstracto.

El objetivo es conectar dos lados opuestos del tablero con una cadena de conexiones propias (al estilo del clásico Hex de Piet Hein en1942, o de John Forbes Nashe en 1949), que se establecen entre las piezas del color propio en una diagonal de varias casillas (en un 2x3). Las conexiones bloquean otras conexiones, pero cada persona puede modificar sus propias conexiones entre sus piezas para explorar nuevas rutas. El juego ha tenido tratamientos matemáticos y computacionales, pero pese a su simplicidad no está resuelto ni se ha encontrado una estrategia ganadora.

Twixt

 

Cuando el juego llegó a Alemania fue reconocido entrando en la lista de recomendaciones del primer premio Spiel des Jahres en 1979.
No ha tenido edición española - ¡Vaya laguna lúdica histórica!

Board Game: Twixt  Board Game: Twixt   Twixt Cover Artwork

En las reeediciones de Twixt más allá de 3M, se añadió la regla de que tras la primera jugada, la segunda persona en jugar puede girar al tablero para cambiar los lados que cada una debe conectar par ganar (esto compensa la posible ventaja del jugador inicial).

La modernidad y originalidad de la serie de juegos 3M tendría una influencia importantísima en los años siguientes, también en Alemania, donde contribuyeron al surgimiento de todo un estilo de autores de juegos de mesa desde los 1970s y que provocarían el germen de la época dorada de juegos que seguimos viviendo.
 
 Alex Randoplh vivió en Japón durante seis años (1966-1672), donde se aficionó al Go y se hizo experto del Shogi con nivel dan (profesional).
 
Alex Randolph     Alex Randolph
Alex Randolph en Japón: jugando a Shogi y trabajando en un prototipo.
 
Para Alex el Shogi era su juego clásico favorito: "La originalidad del Shogi es la habilidad de reutilizar las piezas que captures del rival".

 
En ese periodo publica el juego Castile (Stancraft Products, 1970), siendo la primera vez que su nombre como autor aparece acreditado en el folleto de reglas del juego.

 
 
En un viaje a Austria en 1971 conoció en una tienda los juegos publicados por Ravensburger, y comprendió la importancia de aquellos inicios de los juegos familiares (con suficiente profundidad para una persona adulta pero bastante sencillez como para que pueden jugar menores a la vez). Tras una visita a la sede de la compañía en la ciudad de Ravensburg, que dejó una gran impresión entre ambas partes, comenzó una colaboración que duraría años con esta empresa alemana y con el editor Erwin Glonnegger.

Observando las posibilidades de la escena europea y su mercado, Alex Randolph se instaló definitivamente en Venecia en 1972, generando toda una escuela de creación de juegos a su alrededor (Autores contemporáneos como Leo Colovini se formaron siendo adolescentes bajo las enseñanzas de Alex), y creando la marca Venice Connection (1995).

Alex Randolph
Alex Randolph en Venecia.


En 1973 publica los juegos Ting Tong y Banda con Ravensburger, los primeros en los que al fin aparece su nombre como autor en la portada.

Ting Tong Cover Artwork   Banda Cover Artwork

En los años siguientes Alex Randolph publicaría un gran conjunto de juegos con diversas marcas de juegos alemanas, europeas y estadounidenses.

Alex Randolph
Alex Randolph y su mujer Ger (Gertrude) en Venecia.

 

A principios de 1978, Alex Randolph estaba presente en una festolina en la casa del periodista Tom Werneck, una noche tras una jornada en la Feria Internacional de Juguete de Nuremberg, junto con otros periodistas y autores de juegos. En la amigable conversación impulsada por Alex surgió el tema de crear un premio a los juegos. Para hacer el premio lo más independiente posible, los autores se quedaron fuera y el premio Spiel de Jahres (Juego del Año) lo acabarían fundando ese año 7 periodistas mediante una asociación. Pronto se convirtió en el galardón más influyente de la industria lúdica.

En 1990 tuvo una entrevista en la televisión italiana RAI, que el autor Andrea Angiolino recuperó en un programa de radio, Alexander Randolph Wikiradio (en italiano), en 2016.

Alex Randolph

Su juego Universe fue elegido por Stanley Kubrik para aparecer en 2001: Una odisea del espacio en 1969, aunque finalmente las tomas donde aparecían jugando un astronauta y el ordenador HAL fueron desechadas del montaje final (se sustituyó por una partida de Ajedrez).

Universe Cover Artwork
Universe, de Alex Randolph.

En 1982 ganó el premio Spiel des Jahres en Alemania con el juego Sagaland publicado por Ravensburger.

Board Game: Enchanted Forest   Board Game: Enchanted Forest
1ª edición y edición 40º aniversario en 2021.

Alex lo co-creó junto con Michel Matschoss (después editor en la compañía Winning Moves), mientras ambos se instalaron por un tiempo vivían cerca del castillo Sababurg (castillo del cuiento La Bella Durmiente en la versión de los hermanos Grim), un buen lugar para pensar en un juego de cuentos de hadas.

Michel Matschoss in 1982

Es un juego infantil en continua reedición en múltiples idiomas (curiosamente, sin edición española todavía).

Box and components (photo courtesy of Ravensburger)

 

Cuando se publicó su juego Top secret en 1985 se dio a conocer el dato que Alex Randolph trabajó para los servicios secretos norteamericanos durante la II Guerra Mundial: "La verdad es que yo hablaba cuatro idiomas y estaba loco por el peligro. Pero nunca hice nada realmente peligroso, como en las películas. Estaba ocupado con desciframiento de códigos y servicios de inteligencia".

Top Secret
Top Secret, edición española de Diset en 1985.

Siguió creando juegos de forma profesional para llegar a ser uno de los más grandes autores de juegos de mesa de la historia. Y lo es no sólo por sus creaciones, sino también por su pasión divulgadora y militante hasta conseguir que las editoriales reconociesen a los autores de juegos y por su influencia en otros autores.

Promovió y firmó el Manifiesto Posavasos reclamando la autoría en las portadas, en la recordada Tarde del Pavo del 4 de febrero de 1988 en la cafetería de la Feria Internacional del Juguete de Nuremberg.

Alex Randoph no fue la primera persona en inventar juegos, pero sí la primera en reconocer y luchar por la importancia cultural de la figura creativa y profesional del creador de juegos. Por todo ello se considera a Alex Randolph como el autor de juegos pionero.

Manifiesto Posavasos
Keiner von uns gibt ein Spiel an einen Verlag, wenn sein Spiel nicht oben auf der Schachtel steht!
(¡Ninguno de nosotros dará un juego a una editorial si nuestro nombre no está en la portada de la caja!).
Firmado por Reinhold Wittig, Helge Andersen, Hajo Bücken, Erwin Glonegger, Dirk Hanneforth, Max Kobbert, Wolfgang Kramer,
Joe Nikisch, Gilbert Obermeier, Alex Randolph, John Rüttinger, Roland Siegers,
más un autor no identificado tras el paso de los años (en la esquina de arriba a la izquierda, firma en vertical).
 

En palabras de Wolfgang Kramer:

_Es cierto, yo también firmé el "Bierdeckel" [Posavasos], pero sólo recuerdo algunos detalles de aquella noche. Pensábamos que la proclamación no tendría después mucha importancia, algunos de nosotros creíamos que no era más que una broma.
Pero sí fue importante cuando a continuación Alex Randolph escribió una carta al Sr. Mayer, el más alto cargo de Ravensburger (Yo leí la carta antes de que Alex la enviara a Ravensburger).
El Sr. Mayer prometió que desde entonces y en el futuro el nombre de los autores estaría siempre escrito en la portada de la caja de cada juego. A partir de ese momento todas las editoras de juegos escriben el nombre de la persona autora en las cajas. ¡Todos los honores corresponden a Alex!

Y así es, pues Alex Randolph se tomó muy en serio el compromiso. El ahora veterano autor Walter Obert nos contaba:

Hace 30 años se publicaba el mítico Vampiri in salsa rossa de Ravensburger. El clásico sueño hecho realidad... Creado con mi amigo Darío De Toffoli y el gran Alex Randolph, representaba mi debut en el mundo de los juegos de mesa. Pero hay una anécdota entre tantas que merece ser contada: Cuando fuimos con Alex a la feria de Nuremberg a ver la prueba definitiva del juego, una cosa no nos gustó a ninguno de los tres autores... No estaban nuestros nombres en la portada. El diálogo [de Alex] con el editor fue en alemán, un debate difícil de seguir para nosotros los italianos. El editor desestimó nuestra petición levantando los hombros y afirmando que [poner los nombres] era algo que no se hacía... ante lo que Alex se levantó y se fue, seguido por dos locos italianos que hasta ese momento no habían entendido casi nada. Tras dar diez pasos, una voz temblorosa nos pidió que paráramos, que podía discutirlo.
Era un momento histórico para la comunidad de autores: cuando los tres nos dábamos la vuelta, la principal editorial alemana reconocía el papel de los autores en el proceso creativo. Tres años antes, el 4 de febrero de 1988 en Nuremberg (en una noche llamada Perlhuhn-Abend), trece de los más famosos autores alemanes de la época se habían encontrado en una cervecería donde habían firmado la declaración de que ninguno de ellos iba a firmar por un prototipo sin tener la certeza de que el nombre propio figuraría en la portada, igual que sucede con las personas escritoras, músicas, historietistas, guionistas, directoras de cine... Muy apropiadamente, esa declaración Manifiesto Posavasos fue firmada en un posavasos de cartón, y fue así como después en 1991 nació la SAZ, la asociación de autores alemanes de juegos, a la que hace unos años se unió la comunidad italiana con una cincuentena de personas inscritas.
En estos treinta años he publicado alrededor de una treintena de juegos: cada uno tiene su historia y una cadena de recuerdos bonitos y feos conectados. Estos años también he tenido la suerte de conocer en mi camino a personas especiales que me han convertido en lo que soy, y que indico en una gran lista de agradecimientos en la que seguramente faltará alguien, a quien le pido sinceramente perdón. Disculpadme por enlazaros, pero espero que entendáis que la ocasión para mí es importante, ¡treinta años de carrera solo se cumplen una vez! Luego sois libres de quedaros, pero me hacía ilusión expresaros mi afecto.
(...)

 

Alex Randolph siempre fue una figura reconocida y muy querida por toda la gente compañera de profesión y del sector en general.

 

En 1988, una de sus más grande creaciones, el juego Inkognito, ganó un premio especial del Spiel des Jahres al juego más hermoso.

Inkognito

Close up of the Ambassador surrounded by spies

Inkognito, primero publicado por MB, ha tenido muchas ediciones a lo largo de la historia, incluidas varias en España. Alex creó el juego en Venecia junto con un joven, Leo Colovini, hoy un autor de juegos de larga y establecida carrera.

Leo conoció a Alex cuando tenía 10 años, en el club de Ajedrez en Venecia que frecuentaba el niño. Aquel señor le enseñó un juego, Mad Mate, mezcla de Ajedrez y juegos orientales, que después le dijo había creado él. Para Leo fue un descubrimiento vital aprender que había personas que creaban juegos. Leo comenzó a acudir al taller de Alex Randolph como probador de sus prototipos, aprendiendo del mundo de los juegos con el paso de los años. Llegaron a publicar juegos como co-autores.

InkognitoInkognito, Ares Games, 2013

También en 1988 ganó un premio especial del jurado Spiel des Jahres al juego infantil del año (antes de establecerse esta categoría como el premio Kinderspiel des Jahres) con Gute Freunde.

Box front. Image courtesy of willhaben.at seller…

En 1997 volvería a obtener el mismo reconocimiento del Spiel des Jahres con su juego infantil Leinen Los!.

Board Game: Leinen los!

Y en 1996, otro jugo suyo volvió a tener un premio especial del Spiel des Jahres al juego más bonito: Venice connection.

Board Game: Venice Connection     A game in progress

También con sucesivas ediciones en múltiples idiomas (no en escaña todavía), fue inicialmente una producción de la editorial Venice connection que en 1995 habían fundado Alex Randolph, Leo Colovini y Dario De Toffoli.
Tras la muerte de Alex Randolph, los activos de Venice Connection se integraron en el estudio Studiogiochi (Venice Connection Italia se convirtió en una editorial de juegos de mesa en italiano, mientras Studiogiochi queda como estudio creativo. En 2007, las compañías son compradas junto con Giochi Uniti por Stupor Mundi, que mantiene activos los sellos).

Venice Connection

 

En 1997 se celebro la primera Mind Sport Olympiad en Londres. Se organizó allí un campeonato mundial del juego Twixt, que ganó el propio Alex Randolph. Desde entonces y de forma ininterrumpida ese torneo mundial se celebra anualmente dentro de las Olimpiadas Mind Sport.

Alex Randolph
Alex jugando (y ganando) a Twixt en el primer mundial de 1997.

Tras el primer campeonato ganado por Alex en persona, el Mundial de Twixt se ha seguido organizando con grandes ganadores históricos: Klaus Hussmanns (5 campeonatos), David Bush (3), Bharat Thakrar (3) o Florian Jamain (6), entre otros.

 En 1999, Alex dio la charla inaugural de la 3ª conferencia Board Games Studies en Florencia, un congreso académico que se sigue celebrando en la actualidad.

 

El maestro Alex Randolph continuó publicando juegos de mesa durante toda su vida (En BGG hay un listado con 123 juegos pubicados distintos -pero no son todos, su número se calcula en más de 150).

Casablanca  

What the Heck?   Good & Bad Ghosts

Drachenfels Cover Artwork   Buffalo Chess   Jagd der Vampire Cover Artwork

African Queen Cover Artwork   Die Augen der Kali Cover Artwork    Big Shot

Tief im Riff Worm Up! Xe Queo! Cover Artwork

Orbit Mahé Cover Artwork Tonari Cover Artwork

 

En muchos de sus juegos ideó mecánicas que luego han sido usadas por multitud de juegos y asimiladas como herramientas para el diseño de juegos de mesa.

Los juegos de mesa que más admiraba Alex Randolph eran el Acquire de Sid Sackson, y el juego Entropy de Eric Solomon.

Board Game: Acquire     Board Game: Hyle

 

Alex Randolph murió con casi 82 años en Venecia en 2004, donde está enterrado en el cementerio de San Michele con un epitafio en francés que dice: "Ci-git Alex Randolph, inventeur du Twixt. 4 V 1922 - 27 IV 2004” - Aquí yace Alex Randolph, autor de Twixt.

AR Venecia

La lápida tiene además un esquema de una partida de su Twixt.

AR Venecia

AR VeneciaAquí yace Alex Randolph, inventor del Twixt, 4 mayo 1922 - 27 abril 2004.

 

Alex RandolphAlex Randolph jugando a Twist en Venecia.

 
 
En 2006, todo su catálogo personal de prototipos y juegos formaron parte del Alex Randolph Studio en Marburg  (Alemania), un archivo-museo destinado a mostrar su camino creativo. En 2012 pasó a formar parte del Deutsches Spielearchiv Nürnberg en la ciudad alemana de Nuremberg, con una bonita inauguración el 4 de mayo de 2012, en el aniversario del que hubiera sido su 90º cumpleaños.
 

Alex Randolph

Alex Randolph

Alex Randolph

Alex Randolph

Desde el año siguiente a su fallecimiento la asociación de autores de juegos alemana SAZ, de la que fue cofundador en 1991, instauró durante unos años los premios ALEX a la mejor labor periodística en Alemania sobre juegos de mesa.

Premios ALEX     SAZ

 

En 2011, Alex entró por su carrera como autor de juegos en el Hall of Fame (Salón d la Fama) de los premios Origins en los USA, a la vez que entraba su juego Twixt (Y a la vez que lo hacía Sid Sackson y su juego Acquire).

Alex Randolph


En 2012 su legado fue honrado con un precioso homenaje y un libro biográfico en alemán: Die Sonnenseite (La cara soleada), escrito por
Philippe Evrard (sin traducción a otros idiomas todavía).

Die Sonnenseite

En 2014, en el décimo aniversario de su muerte, diversos medios de comunicación (alemanes) recordaron su figura, como éste buen reportaje en Zuspieler, o incluso en algún medio generalista como la radio alemana WDR (Vía Spielbox).

En 2016, Fabolous Games publicó la primera versión digital de un juego (de puzles) de Alex Randolph: Addx, una aplicación digital aun activa.

Addx        
 
 
 
Los juegos de mesa de Alex Randoplh también fueron publicados en España en diversas formas y por muchas editoriales a lo largo de las pasadas décadas, comenzando cuando los nombres de los autores no eran reconocidos.
 
Claim
Claim de Alex Randolph, edición española de Diset en 1983.
 
 
Top SecretTop secret de Alex Randolph, edición española de Diset en 1985.
 
 
Inkognito
Inkognito, edición española de MB en 1988
(Un juego que vendió 500.000 unidades en Alemania
y millones a nivel global a finales de los 1980s
y que todavía sigue vendiéndose con sus reediciones).
 

Por fortuna muchos de sus juegos no dejan de reeditarse y varios de ellos se pueden encontrar en tiendas españolas actualmente (con su nombre al fin en las portadas), como por ejemplo:
 
InkognitoInkognito, de Alex Randolph & Leo Colovini.
 
Tricoda
Tricoda, de Bob Abbott & Alex Randolph.
 
Tricoda
Raj, de Alñex Randolph.

La cuadrilla de los cerditos
La cuadrilla de los cerditos, de Alex Randolph.

Ricochet robots
Ricochet robots, de Alex Randolph.


 


Alex 100

Logotipo creado por Crstiana Giuriato.

El estudio italiano Studio Giochi está dedicando varias actividades a este año de centenario: Alex 100 -con enlaces a fotos, vídeos históricos y algún libro del autor de juegos (en italiano).

studiogiochi

Desde Fustella Rotante y otras entidades colaboradoras también se están publicando vídeos sobre la carrera de Alex Randolph y sus juegos, con la etiqueta #Alex100.

Además de la relevancia de sus últimos años para la escena lúdica italiana en concreto, Alex Randolph también dejo importante huella en Japón. La página web alex-randolph.com se gestiona desde el país oriental y también allí están dedicando actividades al centenario del maestro.

Érase una vez un autor de juegos de mesa llamado Alex Randolph. Creó muchos juegos que cualquiera puede disfrutar hoy en día. 2022 es el 100º aniversario de su nacimiento. Divirtámonos todo el mundo jugando a los juegos que creó y celebremos juntos su cumpleaños número 100.

Alex Randolph 100th

Dice el autor Leo Colovini:

Hace 100 años nació Alex Randolph, el hombre que más que nadie, salvo mi padre, influyó en mi vida. Un gigante sobre cuyos hombros he tenido la suerte de escalar desde que era un niño lleno de sueños. Alex permitió que esos sueños se hicieran realidad. Pero no fue solo una fructífera relación profesional. Alex era para mí un maestro en la vida real. Con él podía hablar de cualquier tema, comida, música (¡escribió la letra en inglés de una canción mía!), de deportes, de novias, de política, arte, filosofía y, por supuesto, de juegos. (...)

Los juegos también tienen autores

Siempre en el recuerdo y con nuestro reconocimiento: Muchas gracias por los juegos y las enseñanzas, Altmeister, viejo maestro.

#Alex100

Alex Randolph

Alex 100   Alex Randolph 100th


¡Nos jugamos!
Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras