Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

En producción

El juego de Uwe Rosenberg regresa en edición de Maldito Games.

El alemán Uwe Rosenberg es uno de los más grandes autores contemporáneos: Mamma mia!, Bohnanza (Finalista JdA 2007), Agricola (JdA 2008), Patchwork (Finalsita JdA 2016), El banquete de Odín, etc..
El juego Agricola de Uwe Rosenberg fue publicado por Homoludicus en España, alcanzando el Premio JdA 2008. Actualmente sigue siendo publicado por Devir (que recordemos adquirió Homoludicus).
Tras Agricola, su autor ha seguido publicando juegos inspirándose en las mismas mecánicas, con resultados más o menos distanciados del original, y el primero de ellos fue Le Havre en 2009 (Después llegarían Ora et labora, Caverna...). El juego Le Havre fue publicado por Homoludicus en España en 2013, así como Le Havre: El puerto fluvial, un juego independiente para dos personas.

Le Havre     Le Havre: El puerto fluvial

Estos juegos están producidos en origen por la marca alemana Lookout (desde 2018 dentro de Asmodee), siempre con ilustraciones de Klemens Franz. La marca ya ha relanzado recientemente Agricola (Edición 2016, publicada por Devir en castellano), y quiere ir haciendo lo mismo con otros juegos.
Es también el caso de Le Havre, que tiene esta nueva reedición que Maldito Games publica en castellano con la expansión Le Grand Hameau incluida en su caja:

Le Havre
de Uwe Rosenberg
Ilustraciones de Klemens Franz
En la costa sur del Canal de la Mancha, en la región francesa de Normandía, se sitúa el magnífico puerto de Le Havre. En este clásico juego de Uwe Rosenberg, los jugadores tratan de convertirse en magnates del comercio marítimo, eclipsando a sus competidores en una carrera por la victoria. Para ello, cada jugador habrá de adquirir materiales, construir barcos y edificios, y alimentar a sus trabajadores.
El turno de un jugador se divide en dos partes: primero se distribuyen las nuevas mercancías en las casillas de oferta y luego se realiza una acción: tomar todas las mercancías de un único tipo de una casilla de oferta o bien utilizar uno de los edificios disponibles. Las acciones de los edificios permiten a los jugadores procesar las mercancías, venderlas o emplearlas para construir sus propios edificios o barcos. Los edificios son tanto una oportunidad de inversión como una fuente de ingresos, ya que los jugadores deben pagar una tasa por usar aquellos edificios que no poseen. Por otro lado, los barcos se usan primordialmente para suministrar la comida que se necesita para alimentar a los trabajadores.
Tras completar siete turnos finaliza la ronda: se lleva a cabo una Cosecha que podrá aumentar las reservas de grano y ganado del jugador, y posteriormente los jugadores deberán alimentar sus trabajadores. Tras un número predeterminado de rondas cada jugador podrá efectuar una última acción tras la cual finaliza la partida. Los jugadores suman el valor de sus edificios y barcos a sus reservas de dinero. El jugador que haya amasado la mayor fortuna, será el ganador.
Además de los edificios Especiales incluidos en el juego base, encontrarás los edificios Especiales de la expansión “Le Grand Hameau” y todas las cartas promocionales publicadas. Estas cartas se pueden identificar fácilmente por su fondo de color naranja, y pueden combinarse con los edificios Especiales del juego base, ¡para añadir una mayor variedad y diversión a las partidas!
Le Havre ha recibido numerosos premios, entre los cuales se encuentran el Golden Geek (de la BoardGameGeek) al mejor juego de mesa; el premio al mejor juego de estrategia multijugador  (International Gamers Awards); y el segundo puesto como mejor juego familiar para adultos (Deutscher Spiele Preis).
1-5 personas, 12+ años
30-150 minutos
PVP: 45 €


http://www.malditogames.com/
¡Nos jugamos!

Todas las novedades y futuros lanzamientos de juegos de mesa en España están actualizados en la página de Juegos en Producción (Gone Cardboard Spain).

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras