Otros artículos

 Hace casi un siglo que nació Alex Randolph, el autor de juegos.

Alex Randolph

Hoy Alexander Randolph (4 mayo 1922 - 28 abril 2004) cumpliría 95 años. Nació en Dobrohost (Checoslovaquia) pero su familia, de buen poder adquisitivo, emigró a USA. Su madre era escultora, su padre pintor, y su hermana mayor escritora de novelas de misterio. Estudió en colegios e instituciones de Europa, en un ambiente cultural cosmopolita y muy abierto. Después estudió Filosofía en la Universidad de Chicago, donde se aficionó al Póquer. Entonces estalló la II Guerra Mundial y alistado a filas, tuvo formación como espía para el ejército de los USA.
En los años 1950s trabajó como escritor, publicando alguna novela y libros infantiles, y después como creativo publicitario en Boston, pero acabó encontrando su lugar como autor de juegos.

alex randolph   11Con un prototipo de su juego Ricochet robots.

En 11960 publicó su primer juego, Pan-Kai, con la editorial de juegos Phillips Publishers. Contaba el autor que todo se originó por el interés casual de un editor de Phillips en un diseño publicitario con figuras geométricas de colores que había realizado, pero que se acabó convirtiendo en un juego de mesa.


En 1962 se encargó junto con Sid Sackson (el otro gran autor de juegos norteamericano del siglo XX) de crear el sello de edición de juegos de mesa 3M dentro de, sorprendentemente, la empresa Minnesota Mining and Manufacturing Company. Allí Alex publicó varios juegos, incluyendo el gran clásico histórico Twixt, un juego abstracto de reglas simples pero altísima profundidad. La compañía 3M se asentó aquellos años publicando también juegos como Acquire de Sid Sackson en 1964, entre otros muchos títulos.

Alex Randolph
Alex Randolph jugando a Twist en Venecia.
 
 Vivió en Japón durante seis años (1966-1672), donde se aficionó la Go y se hizo experto del Shogi con nivel dan (profesional).
 
Alex Randolph     Alex Randolph
Alex Randolph en Japón: jugando a Shogi y trabajando en un prototipo.

En ese periodo publica el juego Castile (Stancraft Products, 1970), siendo la primera vez que su nombre como autor aparece acreditado en el folleto de reglas del juego.

 
 
En un viaje a Austria en 1971 conoció en una tienda los juegos publicados por Ravensburger, y comprendió la importancia de aquellos inicios de los juegos familiares (con suficiente profundidad par una persoan adulta pero bastante sencillezx zcomo para que pueden jugar menores). Tras una visita a la sede de la compañía en la ciudad de Ravensburger, que dejó una gran impresión entre ambas partes, comenzó una colaboración de años con esta empresa alemana y con el editor Erwin Glonnegger.

Observando las posibilidades de la escena europea y su mercado, Alex Randolph se instaló en Venecia en 1972, generando toda una escuela de creación de juegos a su alrededor (Autores contemporáneos como Leo Colovini se formaron siendo adolescentes bajo las enseñanzas de Alex), y creando la marca Venice Connection (1995).
En 1973 publica los juegos Ting Tong y Banda con Ravensburger, los primeros en los que aparece su nombre como autor en la portada.

    

En los años sigiueintes Alex Randolph publicaría un gran conjunto de juegos con diversas marcas de juegos alemanas, europeas y estadounidenses.

El año pasado el autor Andrea Angiolino le dedicó un programa de radio (Alexander Randolph Wikiradio - en italiano), recuperando fragmentos de una entrevista que dio a la televisión italiana RAI en 1990.

Alex Randolph
Alex Randolph en Venecia.

Alex Randolph
Alex Randolph y su mujer Ger (Gertrude) en Venecia. 

Su juego Universe fue elegido por Stanley Kubrik para aparecer en 2001: Una odiesa del espacio en 1969, aunque finalmente desechado del montaje final.

No se puede mostrar la imagen “<a href=     No se puede mostrar la imagen “<a href=
Universe, de Alex Randolph.

En 1982 ganó el premio Spiel des Jahres con Sagaland.

Cuando se publicó su juego Top secret en 1985 se dio a conocer el dato que Alex Randolph trabajo para los servicios secretos norteamericanos durante la II Guerra Mundial: "La verdad es que yo hablaba cuatro idiomas y estaba loco por el peligro. Pero nunca hice nada realmente peligroso, como en las películas. Estaba ocupado con desciframiento de códigos y servicios de inteligencia".

Top Secret
Top Secret, edición española de Diset en 1985.

Siguió creando juegos de forma profesional para llegar a ser uno de los más grandes autores de juegos de mesa de la historia. Y lo es no sólo por sus creaciones, sino también por su pasión divulgadora y militante hasta conseguir que las editoriales reconociesen a los autores de juegos, por el Manifiesto Posavasos en 1988 reclamando la autoría en las portadas, y por su influencia en otros autores. Alex Randoph no fue la primera persona en inventar juegos, pero sí la primera en reconocer y luchar por la importancia de la figura creativa y profesional del  creador de fuegos. Por todo ello se considera a Alex Randolph como el primer autor de juegos.

Manifiesto Posavasos
Keiner von uns gibt ein Spiel an einen Verlag, wenn sein Spiel nicht oben auf der Schachtel steht!
(¡Ninguno de nosotros dará un juego a una editorial si nuestro nombre no está en la portada de la caja!).
Firmado por Reinhold Wittig, Helge Andersen, Hajo Bücken, Erwin Glonegger, Dirk Hanneforth, Max Kobbert, Wolfgang Kramer, Joe Nikisch, Gilbert Obermeier, Alex Randolph, John Rüttinger, Roland Siegers,
más un autor no identificado tras el paso de los años (en la esquina de arriba a la izquierda, firma en vertical).

En 1997 se celebro la primera Mind Sport Olympiad en Londrés. Se organizó un campeonato mundial del juego Twixt, que ganó el propio Alex Randolph. Desde entonces y de forma ininterrumpida ese torneo se celebra anualmente dentro de las Olimpadas Mind Sport (La próxima ocasión será el 28 de agosto de 2017 en Londres).

Alex RandolphAlex jugando (y ganando) a Twixt en el primer mundial de 1997.

El maestro Alex Randolph continuó publicando juegos de mesa durante toda su vida.

Alex Randolph murió con casi 78 años en Venecia, donde está enterrado con un epitafio en francés que dice: "Ci-git Alex Randolph, inventeur du Twixt. 4 V 1922 - 27 IV 2004 (Aquí yace Alex Randolph, inventor del Twixt, 4 mayo 1922 - 27 abril 2004).

Los juegos también tienen autores
 
A su muerte, todo su catálogo de prototipos y juegos ha pasado a estar depositado en el museo de juegos Deutsches Spielearchiv Nürnberg.
 
Alex Randolph

Desde el año siguiente a su fallecimiento la asociación de autores de juegos alemana SAZ, de la que fue cofundador en 1991, otorga anualmente los premios ALEX a la mejor labor periodística sobre juegos.

SAZ
En 2012 su legado fue honrado con un precioso homenaje y un libro biográfico en Alemania.
En 2014, en el décimo aniversario de su muerte, diversos medios de comunicación (alemanes) recordaron su figura, como éste buen reportaje en Zuspieler, o incluso en algún medio generalista como la radio alemana WDR (Vía Spielbox).

Premios ALEX               Die Sonnenseite
 
Sus juegos también fueron publicados en España en diversas formas y por muchas editoriales a lo largo de las pasadas décadas, cuando los nombres de los autores no eran reconocidos.
 
Claim
Claim de Alex Randolph, edición española de Diset en 1983.
 
InkognitoInkognito, edición española de MB en 1988
(Un juego que vendió 500.000 unidades en Alemania y millones a nivel global- Y todavía sigue vendiéndose).

Por fortuna muchos de sus juegos no dejan de reeditarse y varios de ellos se pueden encontrar en tiendas españolas actualmente, como por ejemplo:
 
http://www.jugamostodos.org/images/stories/Juegos/JuegosEspana/Devir/inkognito%20-%2001.jpg
Inkognito, de Alex Randolph & Leo Colovini.
 
Tricoda
Tricoda, de Bob Abbott & Alex Randolph.
 
Raj, de Alñex Randolph.

La cuadrilla de los cerditosLa cuadrilla de los cerditos, de Alex Randolph.


Ricochet robots, de Alex Randolph.

Siempre en el recuerdo y con nuestro reconocimiento: Muchas gracias por los juegos, Altmeister, viejo maestro.

Alex Randolph


¡Nos jugamos!
Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras