Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos
Un época dorada de los juegos de mesa con compañías nacionales en los 80s, declive ante los juegos de miniaturas y los juegos de rol en los 90s, descubrimiento de los juegos alemanes después del año 2000...
Leyendo esa descripción pudiéramos pensar que se está hablando de España, pero se trata de una narración sobre la situación de los juegos de mesa más al sur del Trópico de Cáncer y al norte del de Capricornio, en Brasil.
 
No se puede mostrar la imagen “http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/05/Flag_of_Brazil.svg/125px-Flag_of_Brazil.svg.png” porque contiene errores.
 
Antonio Marcelo es informático (ha escrito 14 libros sobre Linux, IT, etc.), y desde adolescente es un afionado a los wargames. Ha diseñado algunos juegos (Batalha Naval do Riachuelo, Colonial, Piratas Paraguaios, Cruz de Ferro). Es una de las cabezas de la compañía brasileña Riachuelo Games dedicada a los wargames, y mantiene la web Portal dos Wargames. Junto con Flavio Jandorno, economista y aficonado reciente a los juegos de mesa modernos, han escrito para Boardgamenews un artículo en el que repasan la trayectoria de la afición a los juegos de mesa en su país. 
 
Con la colaboración de los autores, a los que damos la bienvenida, os presentamos una adaptación de su artículo sobre la situación de los juegos de mesa brasileros: Juegos que vuelven al viejo Brasil

De juegos pasados

Brasil es un país de múltiples aspectos culturales, con un tamaño continental y casi 185 milliones de habitantes. En esta diversidad cultural, la afición a los juegos de mesa comenzó en los 1970s con importantes juegos editados en versiones brasilañas (Monopoly, Cluedo, etc.).
 
En los años 1980s los juegos de mesa vivieron su edad dorada en Brasil. Compañías nacionales como Grow Jogos o Estrela publicaron gran variedad de buenos juegos como Cartel, Cosmic Encounter, Awful Green Things from Outer Space, Alaska, Scotland Yard, Heimlich & Co., Ghosts!, Convoy... Ese fue el pico del mercado de los juegos de mesa en Brasil. Al principio de los 1990s, los juegos de rol comenzaron a ser populares y muchas nuevas editoras se fueron haciendo sitio en el mercado.
 
Para sobrevivir, las compañías tomaron un camino que casi acaba con la afición de los juegos de mesa. Como no podían competir con las nuevas aficiones, las editoras brasileñas se centraron en publicar juegos infantiles y juegos festivos (party-games), con Monopoly, War (un clon del Risk) y Cluedo como los únicos juegos adultos que permanecían disponibles. Los juegos de mesa tenían difícil hacerse un hueco en las jugueterías, y cada vez que una compañía intentó publicar algún juego (como el relanzamiento del juego Masterpiece por parte de Estrela), rediseñaron las ilustraciones del juego con un estilo más infantilizado. Para hacer la cosa peor, con los juegos de rol llegó la CCG-manía, la afición por los juegos de cartas coleccionables (con Magic: the Gathering de Richard Garfield a la cabeza), y a los juegos de minaturas (Warhammer 40K, Battletech, Ogre). Con esta situación, juegos como Los Colonos de Catán de Klaus Teuber que estaban revolucionando el mundo de los juegos, ni siquiera hicieron acto de presencia en Brasil.
 
Sobre el 2000, aparte de todo lo que estaba ocurriendo con los juegos de mesa en otros píses del mundo, el mercado en Brasil se mantenía sin cambios: los juegos de cartas coleccionables tenían fuerza, había sólidos editores de juegos de rol y sus aficinados tenían sus convenciones. ¿No cambiaba nada? Por desgracia, sí: los videojuegos y los juegos on-line estaban entrando en su periodo de mayor expansión y eso alejó todavía más de los juegos de mesa a la compañías editoras nacionales. Nada más pasaba respecto los juegos de mesa...
 
Deberíamos consider la teoría de que el clima en Brasil no ayuda al crecimiento de la afición a los juegos de mesa. Mientras que en Europa y en gran parte de Norte América deben afrontar fríos inviernos (forzando a la gente a permanecer en casa), en Brasil tenemos un caliente clima tropical en casi todo el país que obliga a la gente a salir de casa (ya puestos, la gente puede ir a la playa durante casi todo el año).

Pensar que los juegos de mesa tendrían una oportunidad en Brasil parecía contrario a toda lógica porque no se dejaba ver hueco para desarrollar un mercado de juegos otra vez.

El siglo XXI

Con la llegada del nuevo milenio llegaron vientos de cambio para los juegos de mesa en Brasil. En 2001, tuvimos lo que podríamos llamar el 1er. ecuentro de aficionados a los juegos de mesa (fans de juegos de mesa importados). No fue más que una pequeña reunión social, pero fue la semilla de cosas mayores ya que de ahí nació la “Festa do Peão de Tabuleiro” o FPT. Las FPTs crecieron con cada celebración, y en 2004 se convirtieron en un evento anual que continúa en la actualidad incluso con el apoyo de tiendas y marcas locales de juegos. En 2004 ocurrió el importante lanzamiento de Os Descobridores de Catán de Kalus Teuber y Carcassonne de Klaus-Jürgen Wredde por Devir (pero desafortunadamente no a gran escala comercial y sólo con una pobre distribución).

No se puede mostrar la imagen “http://www.devir.com.br/estrategia/imagens/descobridores_catan_caixa.jpg” porque contiene errores.
Los Colonos de Catán versión brasileña

En 2005 celebramos en Rio de Janeiro el 1er WargameCon (con 60 asistentes) que fue un empujónpara el renacimeinto de la afición por el género de los wargames en Brasil. En 2006, la WargameCon tuvo lugar en un hotel de nuevo en Río (esta vez con 150 participantes) y con presencia también de modernos juegos de mesa. En 2006 dimos la bienvenida a un importante recién llegado a la escena lúdica brasileña:  Odysseia Jogos, que debutó con gran éxito con su versión de Modern Art de Reiner Knizia: Arte Moderna , con un bello diseño de  Mike Doyle. Se había dado un importante paso...

No se puede mostrar la imagen “http://odysseiajogos.com.br/loja/imgs/fotos_jogo.jpg” porque contiene errores.
Arte Moderna, de Reiner Knizia 

2007 y más allá...

Algunos entusiastas están llamando al 2007 "el año de los juegos de mesa" en Brasil porque muchas iniciativas están echando a andar.  Los grupos de juego crecen y se multiplican, y nuevas reuniones mensaulaes, como la de “Castelo das Peças” en Rio, van tomando lugar en la agenda lúdica. Ludus - la primera “Luderia”, o ludo-bar con juegos de mesa - ha abierto sus puertas en São Paulo.

 

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2162/2103946058_1b523d3250_m.jpg” porque contiene errores.  No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2321/1695852768_b518eb1bfa_m.jpg” porque contiene errores.
Ludus, ludería de Sao Paulo 

 

Nuevos autores y editoras (como Riachuelo Games) están empezando a mostrar sus trabajos. Diciembre de 2007 verá la publicación de Samurai de Reiner Knizia por Ceilikan Jogos (otra compañía recien llegada), trayendo nuevas opciones a los jugadores brasileños. Mientras, esos mismos aficoonados están importando juegos como nunca antes. Internet permite a los nuevos aficionados comprar juegos de vendedores internacionales (olvidando las altas tasas de importación), y más y más información en portugués sobre juegos de mesa puede encontrarse en webs como Portal dos Wargames para Grognards (aficionados a los wargames), y Ilha do Tabuleiro para juegos de mesa en general. Esas webs y otras similares están uniendo a las personas aficionadas y contribuyendo al desarrollo de los juegos de mesa en Brasil. 

No se puede mostrar la imagen “http://www.ceilikan.com.br/jogos-publicados/copy_of_pic242496_t.jpg” porque contiene errores.
Samurai, de Reiner Knizia, en versión brasileña 

Pero tenemos que seguir atentos, que queda mucho por hacer, que el recorrido es largo y el camino duro. La mayoría de buenas noticias que hemos comentado se deben a pequeñas compañías, grupos de personas e individuos que simplemten aman los juegos de mesa. Sin el apoyo de las grandes compañías vivimos una revolución silenciosa que debería estar liderada por quienes pueden llevar los juegos al público general para que pueda re-descubrir la diversión de los juegos de mesa.

Hasta la próxima

Esto es sólo una introducción, hay mucho más que contar. Perdón si olvidamos mencioanr a alguien o algo importante, pero hemos querido dar una idea general de la situación de los juegos aquí. Esperamos que en el futuro podamos contar más cosas, sobre nustras reuniones lúdicas, noticias del mercado, ¡y mucho más! Nos gustaría saber otras opinones y compatir experiencias.

Antonio Marcelo  &  Flavio Jandorno

 
Una vez leído, ¿cuántas palabras deberíamos cambiar para que el artículo hablase sobre España? La globalización y la lenta pero segura expansión de los modernos jogos de tabuleiro, nos hacen ver nuestras similitudes a pesar de la distancia. ¡Viva el jogo bonito!.
 
¡Nos jugamos!
 
Vía: BGN

Boardgamenews

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras